APOYO A PARROQUIAS

 

Existen algunas Parroquias de escasos recursos, en donde el Sacerdote no puede tener los recursos suficientes para realizar algunas acciones necesarias en su Ministerio Pastoral.

En ocasiones hemos apoyado la compra de un automóvil para que el sacerdote pueda visitar las comunidades de la Parroquia.

Hay Parroquias que no tienen Casa Cural donde pueda vivir el sacerdote, y hemos apoyado cubriendo la renta de algún lugar para que el sacerdote pueda vivir. En estos casos, también tenemos la Casa Diocesana, en donde viven algunos sacerdotes que no tienen casa en su Parroquia. Y los apoyamos con los gastos de dicha casa (alimentación, empleados, servicios, etc.).

Durante esta pandemia, en el período de marzo a agosto, en el que no tuvimos celebraciones en las Parroquias, y por lo tanto no hubo ingresos, apoyamos a alrededor de 15 Parroquias mensualmente para los gastos ordinarios (luz, agua, teléfono, etc., y la alimentación del sacerdote).

Con tu diezmo puedes seguir apoyando a que la iglesia continúe con sus obras.