APOYO A SACERDOTES

 

Algunos de nuestros sacerdotes, por su edad, se encuentran en situación vulnerable: algunos enfermos, otros ya sin poder atender una parroquia. La mayoría de ellos viven en la Casa del Sacerdote, donde se les brinda una atención adecuada. Con sus aportaciones se les compra la despensa, se paga a los empleados que atienden la casa, se pagan los servicios de dicha casa, etc.

En ocasiones, cuando un sacerdote enferma, y el seguro médico (Mutual Nacional Sacerdotal OCEAS) no alcanza a cubrir todos sus gastos, de sus aportaciones del Diezmo apoyamos para cubrir los gastos excedentes.

Con tu diezmo puedes seguir apoyando a que la iglesia continúe con sus obras.